Home

Diario YA


 

Mongolia, la última frontera del catolicismo

José Luis Orella. 21 de octubre.

Lituania, la hija católica del Báltico

José Luis Orella. 14 de octubre. Lituania conforma uno de los pequeños países bálticos, del cual desconocemos casi todo. Descendientes de los baltos, únicamente letones y ellos mantienen la vieja estirpe de los pueblos autóctonos de la costa báltica.

Uzbekistán, el país de las Toledos musulmanas

José Luis Orella. 7 de Octubre.

Austria, ante el nacimiento de una nueva política

José Luis Orella. 30 de septiembre.

La pequeña Austria desde la desaparición del Imperio en 1918, ha tenido que luchar por mantener una identidad propia o dejar integrarse en su vecino del norte. Después de la experiencia del imperio de los mil años, Austria volvió a nacer de sus cenizas, y mantuvo una posición neutral durante toda la guerra fría.

 

Eslovenia, la hermana benjamina de la familia Eslava

José Luis Orella. 23 de Septiembre.

Ucrania; entre Rusia y Occidente

José Luis Orella, 16 de septiembre.
Ucrania surgió en la historia como la Rus de Kiev, primer estado eslavo que se formó, dirigido por la aristocracia varega, de origen escandinavo. En el siglo XII la Rus de Kiev se desintegró, en los principados de Kiev, Chernigov, Galich y Vladimir-Volinski. Razón por la cual, en el siglo siguiente fueron botín propicio de la invasión tártara.

 

Azerbaiyán, el lejano deseo de Europa

José Luis Orella. 9 de Septiembre.

"Georgia, víctima de los cantos de sirena de Occidente"

José Luis Orella. 2 de Septiembre.

Eslovaquia, la nación enclavada en los Tatras

José Luis Orella. 26 de agosto.

Eslovaquia es uno de los países del ámbito centroeuropeo mas desconocido. Nación de la familia eslava, los eslovacos se establecieron en el siglo V, aunque dos siglos después, la llegada de los magiares marcará su historia.

 

Líbano, piedra clave de la construcción de la paz en Oriente Próximo

José Luis Orella, 19 de agosto.
El intercambio de cadáveres y prisioneros llevado a cabo entre Israel y Hezbollah ha vuelto a situar al puzzle libanés como la mesa de juego ideal entre Irán y Siria e Israel y EEUU por otro lado.