Home

Diario YA


 

El polémico aforamiento del Rey

El 9 de septiembre es la celebración de la vista de una demanda de paternidad contra el Rey

Redacción. Ésta seguirá mientras el Rey no esté aforado. Alberto Solá Jiménez es el hombre que reclama la paternidad del Rey. Afirma tener una prueba de ADN, nuevo dato con el que solicita un recurso de apelación contra la decisión de un juzgado de Madrid de no aceptar la demanda de paternidad que había presentado contra el Rey Juan Carlos.

Alberto Solá Jiménez, nació en 1956 en Barcelona y fue adoptado por una familia. Este hombre se reivindica ser hijo del Rey. Aprovechando la abdicación de Don Juan Carlos y la a obtención de la prueba de ADN, su abogado Francesc Bueno presentó un escrito de apelación alegando la “inaplicación a este caso del artículo 56.3 de la Constitución, el cual establece la inviolabilidad del Rey en el ejercicio de sus funciones”. Apela contra la decisión de un juzgado de Madrid de no aceptar la demanda de paternidad que había presentado contra el Rey.

"Siendo la inviolabilidad del Rey el motivo por el cual fue inadmitida la demanda de filiación de mi defendido y por ello nos encontramos en la presente apelación", según expone la demanda.

La Sección número 24 de la Audiencia de Madrid es la encargada de este polémico tema. De momento, se mantiene la fecha de la vista por no estar aprobada todavía la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial que aforaría a Don Juan Carlos. En el momento en el que el Rey estuviera aforado, lo más sensato es pensar que ya no habrá vista. Aunque esta situación haría que el asunto fuera remitido al Tribunal Supremo.

En el escrito presentado por el abogado, se cita jurisprudencia del Tribunal Constitucional “para afirmar que la inviolabilidad aplicada hasta el momento al Rey Juan Carlos no sería extensible a la esfera civil o jurídico privada que sí lo ha protegido en aquellos actos que realizó fruto del ejercicio de sus funciones como Rey”.

Va más allá, haciendo hincapié en el hecho de que Solá “fue concebido cuando Don Juan Carlos no era Rey ni ostentaba título alguno, y que obra en su poder una prueba de ADN confrontada por un antiguo perito del CESID que apoya la paternidad del Rey con una fiabilidad superior al 99.99 por ciento".

"Dicho documento, si bien no es reciente, llegó a las manos de mi defendido hace escasas dos semanas proveniente de una persona cercana a él", se declara en el escrito. Apunta que, de no ser admitida esta prueba debería realizarse otra y llamar como testigo al citado perito, que se identifica con nombre, apellidos, dirección y número de colegiado.

Etiquetas:Don Juan CarlosRey