Home

Diario YA


 

Institut Català de la Salut. la fórmula para conseguir un empleo público en el ámbito de la sanidad

El trabajo en el sector público ha ganado mucha cabida en los últimos años por la estabilidad económica y laboral que ofrece. Frente al empleo en el sector privado, que siempre está sujeto a una mayor incertidumbre.
Sin embargo, es precisamente la estabilidad laboral lo que más difícil hace conseguir un empleo en este sector, pues es un atributo muy perseguido por decenas de miles de aspirantes. Te mostramos qué pasos hay que seguir para conseguir un empleo en el Institut Català de la Salut y cuáles son los puestos más demandados hoy en día
 
Requisitos generales para cubrir vacantes públicas en el Institut Català de la Salut
Los procesos de oposiciones en el ámbito de la sanidad en Cataluña son similares a los del resto de Comunidades Autónomas en España. En necesario cumplir con unos requisitos como son: estar en posesión de la nacionalidad española o ser ciudadano de algún país de la Unión Europea,haber cumplido al menos los 16 años de edad y no superar la edad de jubilación, estar en condiciones físicas y psíquicas suficientes para cubrir las funciones específicas de cada puesto y no estar inhabilitado para el ejercicio de las funciones púbicas.
Otro requisito es no haber sido sancionado con algún expediente administrativo. Junto a estos requisitos, el aspirante debe certificar que puede trabajar en el ámbito público y, para ello, es obligatorio documentar un certificado de ausencia de delitos sexuales, pues este es indispensable para trabajar con menores.
 
¿Qué puestos se pueden cubrir en el Institut Català de la Salut vía oposiciones?

El Institut Català de la Salut (ICS) ofrece tres procesos de oposiciones: Auxiliar Administrativo, Celador y Auxiliar de Enfermería. Todos ellos presentan aspectos genéricos en común, pero también requisitos que son particulares para cada tipo de empleo.
La academia de oposiciones de Barcelona Practic BCN nos muestra las claves de estas tres oposiciones del ICS. Por ejemplo, para acceder al cuerpo de Auxiliares Administrativos del ICS tendrás que superar 3 pruebas. En la primera, de carácter eliminatorio, hay que aprobar exámenes tipo test sobre un temario general y supuestos prácticos para el segundo.
En la segunda prueba se evalúa el nivel de conocimiento de los idiomas catalán y español. Además, esta fase no es obligatoria si se acredita un buen nivel de catalán o si se posee la nacionalidad española.
El último paso es un examen de evaluación del perfil competencial. Esta ya no es eliminatorio. Además de la fase de oposiciones, también se valoran los méritos, pues el proceso selectivo de esta oposición se rige mediante concurso-oposición.
Las personas que aspiran a conseguir un trabajo como Celador en el ICS se someten a un proceso muy similar al de Auxiliar Administrativo, con tres pruebas en la fase de oposición y la valoración de los méritos en la fase de concurso.
En ambos casos varía la temática a estudiar, algo obvio, pero también el nivel de estudios. Para optar por una plaza como Auxiliar Administrativo hay que tener el graduado escolar o el título de la ESO y contar con un nivel de C1 en catalán. Sin embargo, a los Celadores sólo se les pide tener el título de escolaridad.
 
Auxiliar de enfermería, una ocupación más cercana a la medicina y los cuidados
Una tercera opción de las oposiciones Institut Català de la Salut es optar por un puesto de Auxiliar de Enfermería. Estos profesionales se encargan de la atención básica de la salud de los pacientes. Aunque siempre están bajo la supervisión de enfermeras y enfermeros, tienen un trato muy directo con los pacientes, pues les proporcionan alimentos, les hacen la cama y les ayudan en tareas de higiene básica.
La dinámica a segur es similar a los dos casos anteriores, con tres pruebas de evaluación que versan sobre los conocimientos básicos del temario de la oposición,evaluación de las competencias y resolución de supuestos prácticos.
A esto se suma la fase de concurso con la valoración de los méritos profesionales y académicos. En este caso, esta fase sólo se tiene en cuenta cuando se haya superado la anterior fase de oposición.
La educación en este ámbito, en la formación profesional, es de carácter piramidal o escalonado, de modo quese puede seguir avanzando en los estudios sanitarios una vez se superen etapas.Asimismo, en caso de que estos estudios se hayan validado en el extranjero o directamente se ejerza en esta profesión en otro país, lo recomendable es solicitar la homologación en el Ministerio de Educación, para así poder ser admitido en los procesos de selección.
 
El empleo público es garantía de estabilidad, y más en un terreno como la sanidad, que se lleva buena parte del presupuesto anual en materia social. La clave para conseguir una plaza es formarse con buenos preparadores expertos en la materia y no desistir en el empeño. Además, por supuesto, tener vocación por el sector público. Si quieres dar un giro a tu vida y no sabes por dónde empezar, la academia de oposicones Practic te guiará para conseguir una plaza en el ámbito de la sanidad.