Home

Diario YA


 

La FED anuncia que habrá una baja en las tasas de interés

La decisión de bajar las tasas de interés por parte de la FED ha dado mucho de qué hablar en estos días. Y es que son varios los países tanto de Latinoamérica como Europa  y Asia a los que aplicará esta medida. Cuando la FED toma este tipo de decisiones es porque es una completa emergencia, cosa que no se hacía desde el año 2008. Lo que hace pensar a muchos críticos que la situación es delicada. Conozcamos el impacto que tendrá estos cambios en la situación financiera mundial.

Lo que implica la baja en tasas de interés
La FED (La Reserva Federal De Estados Unidos) decidió bajar las tasas de interés en un 0.25%. Esto repercutirá significativamente en la economía mundial. Por ejemplo, Colombia tendrá a partir de ahora una tasa de referencia del 4.25%; ayudando así al aumento de la economía lo que contribuye al consumo. Este a su vez dispara a la demanda de productos, sobre todo extranjeros.
Al tener una tasa de interés más baja, las acciones suelen incrementar. Por lo tanto, el inversionista recibe menos por su renta fija. Lo que lo hace adquirir una deuda con interés bajo para invertir donde la tasa este más alta.
Brasil y México se convierten en un buen lugar para invertir ya que estos países cuentan con las tasas más bajas en Latinoamérica. Brasil por ejemplo, era un país poco remunerador para negociar con acciones pero hoy es uno de los países favoritos por tener tasa de interés del  6.5%. Esto ha llevado a que el gobierno brasileño establezca el precio de sus acciones en734 millones y así incentivar la venta de activos estatales. Vale mencionar que esto no incluye las acciones de la petrolera, que se encuentra en manos del BNDES (El Banco De Desarrollo Estatal Brasileño).

Impacto de la baja de intereses
Las ventajas de las medidas de FED supone un dólar más económico, lo que de por sí ya supone muchos beneficios. Las personas que deben en dólares tendrán la oportunidad de pagar con sus deudas con menos dinero.
Por otro lado, las importaciones también resultan económicas, así que podríamos adquirir productos extranjeros con un valor más bajo que antes. Esto permite subir el número de clientes activos y por ende, se obtendrán muchas más ganancias.
Otro tema que es digno de análisis es la inflación. Esta se incrementa cuando lo hace la tasa de interés. Recordemos que la inflación es el aumento general de los bienes y servicios de un país, Lo que es decir, la diminución en el poder adquisitivo. Con esta reducción, bajan los bienes y servicios de manera que hay más accesibilidad a servicios bancarios como créditos e hipotecas.
Al generar mayor poder adquisitivo disminuye la pobreza o pobreza extrema, dándole productos asequibles a una población que de otra manera no habrían podido adquirir. Entonces, será más probable tener en casa electrodomésticos y otros productos de marcas extranjeras.
Sin embargo, al tener una tasa de interés más baja resulta más viable endeudarse. Por lo que muchos optarán a abrir más créditos, lo que provoca un flujo de dinero para los bancos. Esto llevaría a generar proyectos inflacionistas, por razón de haber mucho consumo de productos. En consecuencia, se podría superar la capacidad que tiene el país de producir, sin mencionar que los precios suban exageradamente.
Para las personas ahorradoras, esto supondría grandes dificultades. No importa en qué moneda guardes tu dinero pues es el dólar, la moneda universal, la más afectada por estos cambios económicos.

Sácale el mejor provecho
Tal como hemos visto, podemos sacarle provecho o vernos afectados negativamente por medidas como estas, sobre todo porque se implementan de manera imprevista. Por eso, conviene pensar como nos valdremos de la actual baja en la tasa de interés y por cuanto tiempo lo podremos hacer.
Muchas de las decisiones finales frente a estas medidas dependen en gran medida del manejo de tales normas y cómo cambien sus políticas económicas de acuerdo a la situación. Esto nos  recuerda lo inestable e inconstante  que puede ser la economía a nivel mundial. Cabe mencionar que lo que hoy puede ser un completo éxito mañana pueda transformarse en un fracaso o frustración. De allí la importancia de prestar mucha atención a nuestra planificación financiera.