Home

Diario YA


 

Teletrabajo: cómo crear un espacio confortable en casa

 

Trabajar desde casa se ha vuelto una realidad desde que comenzó el estado de alarma. Aunque el régimen de teletrabajo es menos estricto que hace unos meses, es probable que se convierta en una opción permanente en el futuro. Mientras que existen empleados que prefieren volver a las oficinas, otros apuestan por elegir un régimen mixto en el futuro. Entidades como la Junta de Andalucía han publicado guías con consejos para asegurar el bienestar trabajando desde casa. Es primordial que cualquier empleado invierta tiempo en tomar medidas para hacer de su residencia una oficina confortable.
De este modo, es importante establecer un espacio dedicado solo para trabajar, ya que se van a emplear en él muchas horas al día. Idealmente, la estancia escogida como oficina debería encontrarse fuera del dormitorio con el fin de crear dos ambientes distintos. De esta forma, es más sencillo desconectar una vez terminada la jornada laboral, primordial para no elevar los niveles de estrés.
El escritorio que se elija debe ser lo suficientemente alto para que las piernas quepan debajo sin tocarlo, también en el caso de que se encuentren cruzadas. Si se está trabajando con ordenadores es importante que la mesa escogida cuente con una bandeja extraíble para colocar el teclado o el portátil en ella, haciendo de la escritura un proceso mas cómodo. Si no se cuenta con una mesa con estas características, será necesario que el tablero se encuentre paralelo a nuestro antebrazo, de manera que las muñecas no se doblen hacia arribo o hacia abajo, evitando lesiones.
En cuanto al monitor escogido, este debe contar con una resolución de calidad para evitar el desarrollo de problemas oculares con el paso del tiempo. Además, la altura debe ser la correcta, quedando los ojos un poco más abajo del tope del monitor para mantener la postura de los hombros. La silla escogida juega también un papel importante a la hora de crear un área de trabajo cómoda. Invertir en sillas de oficina profesionales, con una altura adecuada y que protejan el área lumbar, resultará beneficioso para nuestra postura y nos ahorrará futuros problemas de espalda y cuello.
No obstante, la calidad de los muebles y el equipo utilizado no es la única variable que se debe cuidar a la hora de crear una oficina en casa. Es importante que el espacio se encuentre limpio y ordenado mientras trabajamos en él.  El escritorio de trabajo debe contar con los elementos necesarios, pero no estar sobrecargado, para evitar distracciones. Los cables del equipo deben organizarse para impedir que se dañen al enredarse, y para mantener un ambiente de trabajo ordenado. Para ello, los organizadores de cables son una herramienta útil ya que no solo los protegen para evitar que se estropeen, sino que ayudan a que cualquier espacio sea veas más limpio. Existen múltiples gamas que se adaptan a las necesidades de diferentes espacios de trabajo.
La llegada del Covid-19 ha supuesto una gran cantidad de cambios que han afectado a nuestra forma de trabajar. La transición al teletrabajo ha requerido un proceso de adaptación que requiere mantener nuestro nuevo espacio u oficina en óptimas condiciones, para asegurar una mayor productividad.