Principal

Diario YA


 

PEQUEÑA REFLEXIÓN VERANIEGA

Nuestro defecto nacional más destacado no es la envidia, como han sostenido sesudos varones, sino la dejadez

MANUEL PARRA CELAYA.  He llegado a la conclusión de que nuestro defecto nacional más destacado no es la envidia, como han sostenido sesudos varones, sino la dejadez. Dejadez aplicada, especialmente, a nuestro patrimonio nacional; me consta que no soy original en esta idea, pero abundo en ella con toda rotundidad. De este modo, los aviesos propósitos de la Memoria Democrática de Pedro Sánchez, que se refieren obsesiva y morbosamente al período histórico del franquismo, ese que debe ser silenciado, manipulado o tergiversado, encuentran fácil acomodo es una sociedad que se desinteresa de todo aquello que considera vetusto, carente de rabiosa actualidad e “inútil” para obtener réditos de él. ¿No te has sobrecogido nunca, amigo lector, cuando te has encontrado con un edificio en ruinas que antaño debió ser palacio o iglesia, convento o fortín, en todo caso, escenario de nuestra historia?

Bolaños dice que Feijóo “no es de fiar”

Feijóo ‘mata’ a Casado

Luis Losada Pescador. Feijóo siempre ha sido discreto en relación a Casado y Egea. Hasta este jueves que decidió ‘matarlo’ públicamente. Afirma que el documento firmado por Egea y Bolaños para renovar el CGPJ no tiene validez porque no se debatió en el comité de dirección del PP según le informa Esteban González Pons. Y por si fuera poco, que en el traspaso de poderes con Casado, este no le informó ni le dio documento alguno. ¡Bomba! O sea que supuestamente Egea firmó con Bolaños la renovación judicial sin el consenso del partido. Muerto y enterrado. Pero no el único disparo de Feijóo. También arremete contra Bolaños de quien afirma que amenazó a Pons con hacer público el supuesto documento del consenso en la renmovación judicial.

Para Llatzer Moix, periodista: “En una sociedad libre, los tribunales no deberían fallar contra el sentir de la mayoría social”.

Un periodista de La Vanguardia aboga por una justicia populachera

Miguel Massanet Bosch. A nadie que siga la política, que esté al tanto de lo que sucede con el independentismo catalán y que no tenga la tentación de dejarse engañar por voces de sirena, por supuesto alimentadas por aquellos que llevan años al servicio de la ruptura de Cataluña con el resto de la nación española; le puede extrañar que, de los artículos de algunos de los más inveterados periodistas del rotativo panfletario, La Vanguardia, aparezcan las más peregrinas ideas, salgan las propuestas más descabelladas, se recomiende lo menos razonable y, en ocasiones, también se deje que el fanatismo de cada uno de ellos se anteponga a la razón y, lo que pudiera ser peor, al sentido común que toda persona que presume de culta debiera tener.

España es diferente

Ningún país ha fijado apagones ni termostatos para ahorrar energía: El toque de queda lumínico es ‘made in Spain’

Luis Losada Pescador. ‘Spain is differnt’. Fue el slogan turístico de los 60. Pero es más que un slogan. Somos diferentes. A veces, lamentablemente diferentes. Porque cuando los países de nuestro entorno apuestan por la sensatez, España se empeña en las ocurrencias. Sólo nos salvan las brasas… Así lo dijo supuestamente Bismark: "España es el país más fuerte del mundo: los españoles llevan siglos intentado destruirlo y no lo han conseguido"... La guerra de Ucrania ha obligado a poner todas las cartas sobre el tapete. ¿Qué hace Francia? Apostar de manera clara y contundente por la energía nuclear. ¿Qué hace Italia? Aprovechar nuestros errores diplomáticos para robarnos la silla y afianzar la relación con Argelia. ¿Qué hace Alemania? Hasta los verdes apuestan por el carbón y la nuclear siquiera sea temporal. Y ahora, sí, ahora, apuestan por la interconexión gasística de España y Portugal con la Europa central…

Algunos postmodernos seguidores de horóscopos y oteadores de estrellas en los montes, prefieren hablar de lágrimas de San Lorenzo y confundirlas con mitos perseicos

SAN LORENZO: MÁS QUE ESTRELLAS PERSEICAS

Fidel Garcia Martínez. Catedrático y Doctor Filología Hispánica. San Lorenzo, el real e histórico, es uno de los santos  que configuran la intrahistoria no laicista de toda España. Como decía Pedro Poveda - el canónigo santo y mártir que a los pies de la Santina de Covadonga ideó la gran obra educativa de la Institución Teresiana - Gijón tiene tiene dos joyas:   San Lorenzo  con su playa,  y su más ínclito prócer Melchor Gaspar de Jovellanos, el azote moral  de los corruptos que malversaban  caudales públicos, como lo dejó plasmado en su testamento retórico-político: Memoria en Defensa de la Junta Central.

“Oh fortuna, diabólica ramera” La Conjura de los Necios.

España y su particular conjura de los necios

Miguel Massanet Bosch. Es difícil encontrar a un autor literario que sepa tratar, en profundidad,  un elenco de personajes vulgares, del montón, excéntricos, con personalidades complicadas y, a la vez, conseguir que este grupo de temperamentos diversos se conviertan ejes de una narración en la que se combinan perfectamente el dramatismo y un humor de una fineza extraordinaria. El señor John Kennedy Tool que, a su vez, por su especial inseguridad y fragilidad, si se me permite decirlo, podría ser objeto de un estudio siquiátrico especial, ya que no consiguió que ninguna editorial publicase su obra y, despechado, acabó suicidándose; siendo su madre la que insistió hasta que consiguió que se la publicasen, con tanto éxito de lectores y crítica, que ganó el premio Pulitzer en 1981.

Han tenido que ser los grandes hispanistas ingleses los que con su autoridad se han esforzado en desmentir y desterrar todos los odios y mentiras

JOHN H. ELLIOT: EL HISPANISTA QUE DESTRUYÓ LA LEYENDA NEGRA

Fidel García. Según Julián Juderías -máxima autoridad en La Leyenda Negra- ésta es un fraude histórico creado por fantásticos  relatos  acerca  de España que  han visto a la luz pública en casi todos los países; son descripciones grotescas que se han hecho siempre  contra el carácter de los españoles como individuos y como colectividad; una leyenda de la España inquisitorial, ignorante y fanática, incapaz de figurar entre los pueblos cultos de antes y de ahora, enemiga del progreso o de las innovaciones, dispuesta siempre a las represiones sangrientas.

El decreto de racionamiento energético es un monumento a la chapuza legislativa

Ayuso declara la guerra

Luis Losada Pescador. El gobierno Sánchez aprueba un decreto de ahorro energético que en realidad es una orden de racionamiento energético. Impone mínimos en los aires acondicionados y máximos en la calefacción y obliga a apagar escaparates, monumentos y calles a las 10 de la noche. ¿La excusa? La guerra de Ucrania. La realidad: la pésima gestión diplomática nos ha encarecido el gas argelino y el fundamentalismo climático nos impide luchar por la soberanía energética prorrogando la vida útil de las centrales nucleares, manteniendo las centrales de ciclo combinado o investigando alternativas en Canarias. Además, el gobierno que impone restricciones y racionamientos sigue anclado al Falcón y a los gestos ridículos como quitarse la corbata.

El totalitarismo de Sánchez ignora cualquier práctica democrática

R.I.P por la Justicia y separación de poderes en España

Miguel Massanet Bosch. Francia, fiel a su autosatisfacción y orgullo característicos, proporcionó a Europa uno de los personajes más autosuficientes de la Historia. Luis XIV, el llamado Rey Sol, a caballo entre los siglos XVII y XVIII fue un ejemplo de lo que representa el absolutismo para un país. El reunió en su persona todos los poderes del Estado. Sus primeras medidas y también sobre las que basaría su enorme poder, fueron: rodearse de cortesanos sumamente dóciles a sus designios, reducir notablemente la nobleza, minimizar el poder del Parlamento y del clero y centralización de la administración a partir de un aparato burocrático que fue especialmente preparado por su ministro de finanzas Jean-Baptiste Colbert.

“Yo, de entrada, respeto a todos, pero…” (imprescindible aval democrático)

LA POLICÍA DEL PENSAMIENTO

Manuel Parra Celaya. Como ejemplos, pueden servir la inmigración descontrolada, el Islam en nuestras ciudades, el “orgullo” LGTBI, el aborto, el cambio climático, la caza o las corridas de toros…; si se trata de historia, nada mejor que la guerra civil española (la última, claro). En el caso de que llevemos a cabo el experimento en una Comunidad Autónoma donde existe o impera un nacionalismo identitario (vulgo, separatismo), pueden formularse afirmaciones rotundas que lo pongan en cuestión. No son útiles para el experimento, sin embargo, las críticas al Ayuntamiento local o al Presidente de Gobierno, pues son temas en los que casi todos los españoles están de acuerdo y están desprovistos de peligrosidad por ser vox populi.