Home

Diario YA


 

Cecilia Malmström, que imputó a los guardias civiles de Ceuta

La Unión de Guardias Civiles presentará una querella criminal contra la Comisaria Europea

Esta es la carta que hemos recibido: La Unión de Guardias Civiles, UniónGC, segunda fuerza asociativa en el Cuerpo, presentará el próximo lunes una querella criminal contra la Comisaria Europea Cecilia Malmström, que imputó a los guardias civiles de Ceuta, a través de los medios de comunicación, el delito de homicidio involuntario. En este mismo sentido, volvemos a respaldar, sin ambages, la actitud de nuestro Director General quien no dudó es salir en solitario en defensa de estos agentes.

El respeto a la vida forma parte del ideario de cualquier guardia civil. En Ceuta tuvimos la enorme desgracia de estos 15 muertos por ahogamiento, personas que merecen todo nuestro respeto y recuerdo. No debe volver a ocurrir. No obstante, no consentiremos que se utilicen a estas personas fallecidas como ariete contra los guardias civiles. Recientemente nos acusaron de tirotearlos y ahora de homicidios. Los enfrentamientos políticos no pueden acabar siendo usados contra los guardias civiles. Nos parece lamentable que la Comisión Europea haga tan irreflexiva manifestación, acusándonos abiertamente de ser los causantes de esta desgracia. La Unión Europea decidió, ya hace años, colgar el cartel de “completo” en la entrada a Europa por Marruecos. Por eso se ubicó un importante contingente de guardias civiles, además de otros sistemas como la valla, el SIVE, etc. Cuando el Gobierno de Zapatero decidió una importante regularización en 2007, la propia Comisión Europea manifestó su preocupación con esa decisión. Europa estaba ‘completa’ y no deseaba más entradas. Ahora nos acusa alegremente de homicidio. Lamentable.

Ningún guardia civil desea la muerte de ningún inmigrante pues nuestra misión es la contraria, salvarlos. Saben que son personas desesperadas. Multitud de guardias civiles han arriesgado, con frecuencia, su vida por rescatarlos, incluso sufriendo graves lesiones, algo que ahora algunos pretenden olvidar, tachándonos de poco menos que de asesinos. Por eso se ha decidido interponer esta querella criminal. Debemos atajar esta espiral de incontinencia verbal, esta especie de campeonato a ver quién dice la mayor estulticia.

Los guardias civiles acatamos órdenes, siempre con el máximo respeto a la vida y  derechos de las personas. Si ahora, por presiones de Europa, el Gobierno ha decidido que no se utilizar material antidisturbios en la frontera, salvo cartuchos de fogueo (que actúan exactamente igual que un petardo de feria), la cumpliremos. No obstante, desde ese momento carece de sentido nuestra presencia en la valla. Los “petardos” funcionarán tan sólo los primeros días. Luego sólo causarán risas. Si no tenemos medios para frenar estas avalanchas, creemos que se debería replegar a la Guardia Civil de Ceuta pues ¿qué sentido tiene? El Gobierno debería de sopesar, con el dinero que ahorraría, promocionar vuelos desde Marruecos a Suecia,  Alemania, Países Bajos, etc., para estos inmigrantes que, no olvidemos, están absolutamente desesperados por su situación, en condiciones infrahumanas. Si la mayoría de los inmigrantes no quieren quedarse en España sino viajar a estos segundos países ¿por qué no favorecer su tránsito? Dejen ya de jugar con los guardias civiles y aclárense ¿debemos impermeabilizar o no la frontera? ¿Cómo? ¿debemos defendernos de las piedras? ¿Cómo? ¿Sólo con petardos? Cumpliremos la orden que den.
 

Etiquetas:guardia civil